miércoles, 2 de noviembre de 2016

Y cómo se vive el punk a los 30?

Y dónde quedaron las infinitas tardes en qué escribíamos, y dónde aquellas en qué leíamos y leíamos blogs, y comentábamos sobre lo que leíamos y compartíamos?

Y cómo olvidé que me encantaba Die Toten Hosen?

Y cómo es que ahora ni Papá ni Umberto Eco están?

Y dónde están mi gato y mis perras?

Y dónde los amigos de vinos y cassettes?

Si aún hierve la sangre cuando escuchamos ciertos temas  para recordarnos quienes somos, disfrazados tras un escritorio...

Fingiendo ser decentes, para poder ahorrar mientras somos libres.

1 comentario:

Catto dijo...

¿Cómo que olvidaste a Die Toten Hosen??? Mal ahí!!

Yo ya saqué entradas para verlos el 30/9, el 4/10 y el 7/10 :D