sábado, 7 de abril de 2012

 Leer escuchando: The Jeweller's hands By Arctic Monkeys
Hay días en que se nos acaban las quejas y los reproches...
ke nos damos cuenta ke kada reclamo ke hagamos tengamos la razón o no, será depositado en un saco roto...en ese mismo saco donde alguna vez deposité descaradamente todos los consejos que me daba mi padre.
Hoy se me acabaron las quejas y los reproches, aunke  mi mundo siga siendo una mierda, me cansé de hacerle ver a los individuos que de alguna u otra forma son cercanos a mi existencia, que quizás podría haber algo mejor más alla, o que no necesariamente alguien tiene que salir herido de las conversaciones en las que participo.
Hoy me doy cuenta que aunque me la pase repitiendomelo, no valen la pena cosas y personas a las que sin proponermelo les he venido dando mas importancia en mi vida que la que mis semejantes me dan en la de ellos.
Levantarse un sabado a las 10 de la mañana me produce cierta sensación de desorden, de irresponsabilidad, de saltar encima de la cama mientras juego con los cojines..claro la rutina de no regalarme ni siquiera un fin de semana invade de vez en cuando mi manejo del tiempo haciendome autoreproches por no aprovechar el tiempo....tiempo que se me va de las manos en medio de kejas y reclamos ke nadie atiende.
Nadie tampoco atiende mi llamado en días nublados, donde la angustia por no poder ver mas alla de mi ventana me produce temor, dolor, melancolía, indignación e infinita tristeza.
Pero no quiero quejarme o reclamar por ese sencillo dia nublado que okulta la luz de mi ventana..porke no vale la pena seguir gastandose por cosas y personas que a la final no son tan importantes como nosotros los quisimos creer.
Ya no quiero perder mas mi tiempo....sin importar como los demas desperdicien el suyo..sigo caminando, golpeada quizas, pero alerta, sin darle importancia ni haciendo  reclamos por aquellos baches que otros van dejando a lo largo haciendo mas dificil mi ruta..Ya no importa....caminar solo tiene su recompensa...

No hay comentarios: