martes, 20 de diciembre de 2011

Final final...

Yo ya recibí mis regalos de navidad, sabes?
En mi casa la gente se regala cosas sin motivos, le dicen a uno, tome esto le gusta? cógalo, lo ví y pensé  en usted...y yo feliz de que me regalen cositas :)
Eso si, no se peude negar que para mi madre y mi hermano es uan fecha especial para compartir, excusa para pensar en la cena bonita y en las lucecitas que ponen con mi papá y las cosas que adornan, no porque estén enajenados con esta fecha inventada por el capitalismo rampante y no se que más argumentos que no vienen al caso. NO!, ellos la celebran porque la disfrutan, porque se alegran no de que Jesus haya o no venido ni nada de eso, sino porque se acaba el año y todos seguimos juntos, queriendonos, aguantandonos las locuras mutuamente...aún cuando yo no colaboro con los pesebres, las novenas, los moñitos, etc.
Y si, hace dos años no estaba cerca de mi familia, extrañaba la euforía, la excusa  para tomar unas cervezas con los "amigos", para levantarse tarde, para no hacer nada, para reencontrarse con las personas que viajan a visitar a sus familias y que coinciden como vecinos nuestros, o simplemente "amigos" que uno vuelve y se encuentra en la calle.
Este año me enseñó a decir adiós, me enseño a darme cuenta que el mundo no se acaba hoy, me enseñó que tengo que aprender a aceptar que de nada sirve que eche cuentos que luego no aplico para estar quejandome de lo que se queja la gente a la que le echo mis cuentos para que nose deprima.
Este año me alejo de muchas cosas que quería, pero donde tuve yo el libre albedrío de elegir esos alejamientos, me enseñó la importancia de aprender y de enseñar, me demostró que mi paciencia es poca y que debo mejorar eso, o la baja tolerancia a la frustración de la cual también soy victima por elección propia me joderá más años. También aprendí a reconocer porque disfruto de la soledad, de mi música y mis libros, aunque sean cosas que se repoiten año tras año, son cosas que siguen presentes en mi vida.
Aprendí que se deben tomar decisiones, y que cuando elegimos caminos, elegimos decir adiós a personas que sabemos no habrán elegido el mismo, y nos preguntamos de vez en cuando con nostalgia, qué habría sido de mi, si....? y con esa triste sentencia seguimos adelante, construyendo el camino por el cual paso a paso avanzamos, hacia un lugar que la verdad en estos momentos como que no me importa mucho.
Por ahora puedo decir que el cubo de Rubik es interesante para perder o "invertir" tu tiempo en algunas tardes de ocio.
Que se deben recomponer los buenos hábitos de lectura de los que alguna vez hice alarde.
Que aunque hay gente que me cae mejor que otra, todos tenemos derecho a un poquito de oxígeno mientras compartamos la atmósfera.
Superar heridas profundas, ver el frasquito de Chanel No 5 a la mitad, apariencias fisicas diferentes, más discos por escuchar y más películas para ver, más tertulias en las que participar, más atreverse al mundo de fuera, más dejar de subestimar todos los lugares con tamaño menor a las ciudades favoritas. Más montaña, más naturaleza, mas dejar los prejuicios a un lado, más dejar la pereza a un lado y enfrentar los retos fisicos que mi mente exige, más sonrisas y menos dramas, más dejar de decirle a todo el mundo lo que pienso, más aprender a tragarme las cosas, más desapego hacia lo material y hacia la necesidad cibernética de conexión, más estudiar y practicar idiomas, más cumplir retos personales que posponer metas pasadas. Menos lágrimas por quien no te recuerda, más abrazos para la gente que nos regala sonrisas.
Mañana ese aire denso me ayudará a despejar más dudas, y a fortalecer cada paso que se de hacia adelante.

Solo yo entiendo este soliloquio :P

Chil out everybody, it's just life.

p.d: Se publica sin revisión ortográfica o gramatical.

1 comentario:

Isra dijo...

Supongo que lo "bueno" de la Navidad para quien no nos gusta es esa posibilidad de cambio, a la vez que las reuniones con amigos o familia porque sí, porque acaba un año para que empiece otro y tal...