jueves, 6 de octubre de 2011

150 palabras!

Leer escuchando  Hablando con mi cerebro - Reincidentes.

El espacio se cierra entre nosotros,
los cables de los dispositivos tecnologicos enredan cada vez mas nuestros cuellos,
la comunicación verbal se hace imposible
o infructífera.
No somos capaces de decir nada más bello que el silencio,
ninguno de los dos cede a callar,
lo mejor es que nuestros caminos empiecen a ir por direcciones distintas.
Aún cuando se diga que por nuestras venas corre la misma sangre
nuestro cerebro toma distintas posiciones que nos hacen desconocidos el dia de hoy.
Por la salud de los demás o callamos o  nos vemos solo en las navidades.
Que los recuerdos  nos sienten junto a la mesa y nos percatemos
de que solo nos alegramos de la existencia del otro
cuando despues de varios meses hay cosas que contar,
donde nadie esta sujeto al suplicio de aguantar la rutina del otro
esa que puede destruir  lazos incluso en las familias mas fuertes.

1 comentario:

Isra dijo...

Pues se puede hablar más alto, o decirlo en 1500 palabras...
Pero no hace falta.

Salud!