martes, 13 de septiembre de 2011

mas vale malo por conocido?...

Son tantas las circunstancias en las cuales podríamos corroborar esta sentencia de 'más vale malo conocido que bueno por conocer' , por akello de la certeza que nos proporciona.
Por ejemplo, existen muchas plataformas para blogs pero al uno estar acostumbrado desde años a blogger prefiere someterse a sus limitaciones que tener que aprender o exacerbarse con botoncitos y aplicaciones que no se manejan del todo, aunque por cierto los cambios que se han venido haciendo me han gustado. Yo no estoy aqui porque sea malo, es porque me da como pesar dejar de lado algo en lo que he venido perdiendo el tiempo desde hace tantos años,
Otro ejemplo podria ser aquel jean viejo que sabemos que nos horma bien ya que lleva meses e incluso años acomodándose a nuestras formas, curvas, vacios etc, y aunque a veces gastemos dinero en nuevos modelos, siempre habrá un pantalón viejo que será nuestro favorito.
Quizás tambien  por eso es el temor a dejar esos trabajos de mierda a los que paises como los nuestros nos han acostumbrado, no nos pagan lo que creemos que nos merecemos, no nos tratan como quisieramos que nos trataran, no hacen las cosas como nos gustaría que las hicieran para que las cosas pudieran fluir de un modo mas eficiente y ameno, y nos quedamos ahí, siendo infelices por esa horrible frase que dicta "al menos hay trabajo en un país con una tasa de desempleo tan elevada" y bajo esa askerosa premisa  justificamos el hecho de quedarnos callados porque al jefe puede que no le guste lo que pensamos y nos eche, porque la libertad de expresión no es mas que una falacia para la empresa privada, y hay que asentir a direccionamientos medicores, porque algo es algo y peor es nada, y asi se perpetuan salarios minimos irrisorios y calidades de vida inexistentes condenándonos a la austeridad por siglos.
También esta el caso de aquellas relaciones que duran miles de años donde personas que no se creen bonitas o lo suficientemente inteligentes para atraer a alguien que ellas sientan que merecen, se aferran al primer prospecto que les para bolas, ya que no se sabe cuando se volverá a tener ese golpe de suerte en la vida y es mejor no correr el riesgo de quedarse solo, de quedarse solo y sin trabajo.
Por eso seguimos con vidas mediocres por ese temor de "perder oportunidades" que quizas ahora por nuestra inmadurez no vemos claras, con trabajos mediocres que consumen la mayor parte de nuestro tiempo, y algunaz veces nos roban incluso parte de nuestro sueño.
Con amores mediocres donde hay de todo menos amor.

Lo peor es que yo no me escapo de todo aquello, y nada de esto es nuevo; cuando he opinado me han dicho que soy sindicalista (utilizando el término de forma despectiva como si fuera un delito serlo), o loca o creída cuando escucho palabras del tipo "ni que fuera la ultima coca-cola del desierto con tapa premiada para reclamar la  última lámina dorada que falta para llenar el album de los caballeros del zodiaco de panini".
Si, se nos va la vida y el tiempo, y nos quejamos pero no somos capaces de ser radicales de una buena vez y mandar todo al carajo por aquello de las responsabilidades economicas que una sociedad consumista nos pone a manera de trampas para no salir de su truculento juego.
Es asi como a raiz de verme en un trabajo que no me satisface y rodeada de vínculos que tampoco me llenan del todo,  me cansé de fingirme a mi misma que no soy capaz de mandar todo a la patagonia cuando ya se que si soy capaz de hacerlo.

PD. Nadie mas que yo podrá salir afectado asi que todo bien! #HOWTOKILLYOUREGO :)

No hay comentarios: