jueves, 29 de septiembre de 2011

Jueves!

It seems you lost your wayYou’ve let it all fall apartNothing’s left here but youAll you do is remind meNow that we’ve lost our wayThe rest can all fall apartAll I see here is youAll it does is remind me

Los Jueves eran especiales, kizás mas especiales que los viernes que son los días en que la mayoría de personas en el mundo celebra que por fin se acaba la semana laboral, ya que esa gran mayoría tiene trabajos que le disgustan o simplemente se da cuenta que nunca sobra un merecido descanso.
Los viernes deben suceder más accidentes automovilisticos que de costumbre, deben darse mas embarazos indeseados, se deben dar el mayor numero de infidelidades entre las parejas, el viernes es cuando la gente se viste más bonita, o en su defecto puede relajarse y usar jean o zapatos deportivos, los viernes los bares se abarrotan de gente, el tráfico es casi imposible y si se llega ebrio a la casa (si es ke se llega) no esta tan mal visto a nivel social.
Sin embargo, y afortunadamente para salir aún mas de los convencionalismos de los que huyo a toda costa, mis dias no eran los viernes, eran los jueves, los jueves por fin me daban ganas de levantarme temprano, y demorarme horas seleccionando la ropa que usaría, arreglaba mi cabello, comia con ganas, escuchaba musica a volumen alto, salía a caminar escuchando melodías amigables mientras como muchos otros hacen me sentía portagonista de una película.
Los jueves nos encontrabamos, hablabamos, reiamos, compartíamos chistes, música, opiniones. tomabamos café, y nos besabamos, cada jueves llenaba de energía mi universo hasta el proximo jueves, a veces se hacía eterna la semana, el fin de semana me tenia sin cuidado, yo keria ke llegara el jueves, mi jueves, nuestro jueves, kizás solo mi jueves para encontrarlo, hablarle, reir con él, compartir con él, tomar café y besarlo. A veces no nos encontrabamos cada semana;  no, nuestro sindrome de abstinencia se desbordaba y debiamos organizar otro encuentro entre los días que se encuentran en medio de los jueves, pero aún así el jueves nos pertenecía,y nosotros dejabamos que así fuera.
Los miercoles en la noche me sentaba a pensar que tendría de especial el encuentro de mañana, si aparecería de la nada como sucedía el 90% de las veces, o si me enviaría un mensaje de texto que me robaba emociones y sonrisas.
Los jueves aun representan mucho en mi vida,  aclaro que aunque pueda estar pasando buenos momentos con personas del común para mi representan una conmemoración, no celebro sino conmemoro, ya que esos días no existen en mi haber, ya que no queda más que lo que quiero que continue siendo un recuerdo.
No brindo por el presente sino por el pasado, que nunca me perteneció pero al que me entregué sin compormiso ni tregua.
Los jueves hoy en día no son para mi  especiales porque se acerca el viernes, a mi en realidad los viernes me saben a gente común y corriente, a irresponsabilidad y a ser ordinario, a me vuelvo mierda ahora porque al menos la sociedad no me juzga = aún cuando quisiera volverme mierda todos los días-.
Los jueves los extraño, porque le dieron a mi espiritu la vibración necesaria para que un día como hoy, un jueves tan lejano a aquellos semejantes tan dichosos, sienta que en medio de la angustia interna y la impotencia al no poseer lo que añoro, puedo levantar una copa vacía y decir :"que  mierda de vida sin ti un jueves como cualquier otro de los que me esperan".

No hay comentarios: