sábado, 26 de febrero de 2011

I don't give a shit anymore!

No importa que queda y que no,
No importa que recordaré o que olvidaré
No importa si volveré o si nunca me iré
No importa quien era o quien soy
No importa quien seré o quien dejaré de ser
No importa lo bueno ni lo malo
No importan las despedidas o las bienvenidas
No importan los arrepentimientos o los agradecimientos
No importa si hay musica o silencio
No importa si hay abrazos o frio
No importa si se le da importancia o no
Porque despues de todo lo vivido ya es pasado
Y nada es del otro mundo.

martes, 1 de febrero de 2011

where has the sun gone?

Hoy hay una tormenta de nieve en todo el país, al punto en que mañana los colegios no tendrán clase, y la gente no tiene que ir a trabajar si no quiere, los vientos van a mas de 60 millas por hora, y la nieve lo cubre todo lentamente con ese polvo blanco, delicado, limpio, ese delicado velo que quema sin que se note, y que al menor descuido sepulta vidas, poco a poco abraza pieles y destruye órganos....
Hoy miro desde la ventana, con unas ganas inmensas de tirarme en el prado y hundirme en esa nieve, sentir que mi cuerpo pierde su calor al tratar de trasmitirselo a la atmosfera, pero no puedo, debo observar desde la ventana, y conformarme con la sensacion de miles de cuchillas atravesando mi cuerpo...disfrutar cada centimetro de mi cuerpo, cada mililitro de sangre que aun circula y mantiene mi cerebro alerta....quisiera abrir la puerta de par en par, y lanzarme boca abajo en la nieve, no para hacer angelitos ni iglús, sino para ver hasta que punto soy capaz de soportar  temperaturas extremas, hasta que punto mi instinto de supervivencia es capaz de abstenerse de salvarme...hasta que punto soy capaz de lidiar con la idea de mis miembros amputados...o de la simple idea de quedar dormida mientras la hipotermia se hace dueña de la materia que me conforma....La ventana se ve opaca, el viento suena fuerte...y yo solo observo desde la ventana, desde el cálido hogar que me cobija mientras la gente huye desesperada por llegar a casa antes de que sea demasiado tarde, antes de que la gasolina se acabe y sean victimas sin quererlo de todo aquello que yo desde mi ventana quisiera ser capaz de hacer sin razón alguna....que ironía...querer saborear aquello a lo que toda mente cuerda quiere huirle, es quizas solo la necesidad de confirmar que si, que estoy viva!