martes, 11 de enero de 2011

11-1-11

Cuando era pekeña los números me hablaban,
no con bocas y vocales y sonidos como los de un idioma cualquiera,
no con señales hechas con las manos o con miradas que aprendemos a leer...
Ellos me hablaban y no se como, les veia caras, sonrisas, actitudes, personalidades...
Entonces alguna vez lei que cada persona cuando se da cuenta que las casualidades no existen
debe aprender a leer el lenguaje que se ha escrito para ellas, y entender asi las señales que le indicaran de una u otra forma que camino tomar para lograr los propositos que van apareciendo a lo largo de la vida.
A mi los numeros no me hablaban de esa manera, no para predecir loterias, o saber que tan bueno o malo seria un dia o un mes o un año, o la compatibilidad amorosa con alguien o todo ese tipo de bobadas, pero si lo hicieron para advertirme cuando algunas cosas  no de mi agrado se aproximaban, y trate de ser ajena a ese lenguaje para comprobar una y otra vez que no fue un sueño, ke no estaba loka y ke es algo ke no me inventé.


En fin, hoy es un día bonito, neva fuertemente y aunque tengo ganas de salir no lo haré, porque tengo otras cosas en las cuales gastar mi energía corporal, como en darle calor a la hermosa mascota que esta a mi lado en este instante diciendome con su mirada que tiene frio y que si se puede quedar conmigo toda la mañana porque le gusta mi aroma y la forma en que le hablo....hoy quisiera tomar chocolate caliente mientras veo como el rio tiende a congelarse pero prefiero observar desde la ventana como algunos carros se deslizan por el hielo de las calles. Hoy la nostalgia que me invade no me produce tristeza, deja mas bien en mi un poco esa sensacion de infima sabiduria, se que estoy lejos de ella, pero puedo olerla, sentir su roce...y eso me llena de satisfacción.

He aprendido tanto en la vida que me doy cuenta que lo que me falta aun por aprender no es ni la decima parte de lo que llevo recorrido, y aunque esto no tiene nada que ver con numeros, es otro tipo de lenguaje escrito para que yo camine, dejar de lado principios morales por ser humana, dejar de lado sentimientos egoistas por pagar el precio de aprender a caminar por este mundo, saber que aun cuando es posible volver a tropezar con la misma piedra el golpe no será tan duro despues de todo.

Hoy es un dia bonito y sigo confundida, tengo miedo de tomar decisiones equivocadas, de no tomar la decision que me hara feliz, pero como dijo mi hermana el otro dia, no se preokupe que si lo que ud cree que hoy la hace feliz en realidad no lo hace, uno si se puede devolver entre sus propios pasos, y mamá siempre estará ahi para decirnos cuanto nos kiere, aun cuando nos hayamos hecho un nuevo tatuaje sin su consentimiento y aun cuando no sepamos que es lo que realmente queremos hacer con nuestras vidas.

Hoy es un dia de numeros bonitos para estar enamorados, para disfrutar de los paisajes, para ser feliz en la eternidad de nuestra existencia...sin olvidar que esa eternidad solo es eterna mientras dure.

No hay comentarios: