lunes, 13 de diciembre de 2010

Él no estaba allí!

Él no estaba allí aunque lo estaba...
y ella estaba allí con el único interes de arrastrar un recuerdo que la entristecía...
le era inevitable reconocer que volvería a aquel bar...volvería una y otra vez a mirar desde la ventana..aun cuando todos los recuerdos que tenía no tenian nada que ver con el bar o la ventana en si!!!

Ella estaba allí, sola, luego de caminar bajo la lluvia que se convertía en nieve al caer, estaba sola y no le importaba...porque podía mirar por la ventana mientras intentaba decifrar en que momento todo se le salió de las manos, cuando ya era demasiado tarde y ya había herido sin proponérselo....Ella nunca quiso ser mala ni frívola, pero sus conversaciones se limitaban a lo práctico, era mas facil la vida de esa manera.

Ella miraba por la ventana sabiendo que él no estaba,  que estaba lejos y que aún estando cerca seguia ausente, desde el primer momento estuvo ausente y eso era lo que mas la atormentaba, pero aprendió a respirar con esa ausencia....

Ella seguia mirando con la esperanza de esas que la gente imagina cuando ve peliculas, una de esas donde de la nada y porque si, él llega y advierte a la pequeña de la ventana, y sube corriendo las escaleras para abrazarla y decirle que no hay de que preocuparse...Pero esa escena solo existe en su imaginación....

La ventana y la calle, y el humo de un cigarrillo que hace que de la nada alguien sonria...y esa sonrisa la distrae, y ella tambien sonrie...y se da cuenta que sonreir porque alguien sonrie es bonito...Era una noche solitaria donde solo pensaba torturarse con los recuerdos, pero en cambio quizas por aquello de la ley de la compensación recibió una sonrisa y un abrazo, y en los minutos que eso duró ella por fin pudo poner la mente fuera del alcance de los recuerdos, pero se sintió culpable...podría ser la mejor sonrisa del mundo...y podrían ser las palabras que necesitaba para poder por fin tener paz en su alma....pero él seguía ausente, como lo seguirá estando mientras ella lo extrañe!

No hay comentarios: