lunes, 6 de septiembre de 2010

Regla No 1: El mundo no se acaba hoy!!!!



Siempre le decías a tu hermana que tuviera en cuenta eso, que el mundo no se va a acabar hoy, por más que sientas que mueres de ganas de saltar, de salir corriendo tras el primer llamado del que esperabas, no!!! no lo hagas...el mundo no se va a acabar hoy y ya habrá tiempo para darse contra el pavimento de nuevo....
Ya habrá tiempo para poner en práctica eso de mantener la distancia, eso de caminar en el filo de la cuchilla sin caerse....verdad?
O quizás es ya demasiado tarde? De nuevo te sientes perdida intentando llorar a escondidas para que la gente que es cercana a ti no se de cuenta que todo lo que siempre dices , todos los consejos que les das son una burla porque tu misma no puedes aplicarlos en tu vida?...y dejaste que las cosas se salieran de control por el simple hecho de pensar que no importaba que el mundo se acabara porque tu querías vivir esa experiencia?
Bueno, ya la viviste, y hoy en un día de esos que parecen domingos golpeas las paredes de la ducha, mientras tratas de quitarte de encima todas las caricias que te han dado a lo largo de tu vida, unas bajo tu consentimiento, otras en contra de él, crees que con frotar la barra de jabón de cereza contra tu piel podrás hacer que desaparezcan las huellas que el inclemente sol ha dejado durante este largo verano, y además se lleve consigo los olores de aquellos cuerpos que has fingido querer?
Pues no sucederá, porque los recuerdos permanecen en tu mente y no te puedes engañar, puedes sumergirte en tu burbuja, pero tu memoria te atormenta..y lo seguirá haciendo, más aún cuando el único recuerdo que quieres conservar es el que más daño te hace...no porque hayas creado un mundo donde era imposible, sino porque ahora afrontas la certeza de lo que sabías...puedes caminar comosiempre, huirle al sentir, negarte a ti misma que eres capaz de amar, conformarte con lo que el mundo te ponga en frente para darle calidez a tu cuerpo de vez en cuando o pretender que todo en tu vida marcha bien, pero dentro de ti sabes que los que extrañas son esos que no te pertenecen, que nunca lo harán, esos que no te extrañan a ti, esos que te joden la mente, esos a los que saludas con tranquilidad, con una sonrisa de despreocupación disfrazada de "no tengo ningún interes en que nuestro vínculo vaya mas alla de la amistad de la que ahora disfrutamos mutuamente" pero sabes que actuas, que te acostumbraste desde pequeña para evitar precisamente esto que te pasa ahora, cuando te despides con un gesto "natural y espontáneo" pero por dentro te duele el alma, el alma que es tu mente, que te persigue incluso cuando crees que no lo hace, que te recuerda que deseas, que deseas tanto que a veces olvidas que tienes que seguir actuando para mantener el control, para no tener que desear de esa forma enfermiza que hoy te tiene así, queriendo devolver el tiempo para que te niegues nuevamente, y sabes que sería mas triste eso a tener que lidiar con las consecuencias de haber cruzado el limite de tu control....te matarás la cabeza nuevamente, durante años, meses, días, seguirás riendo, seguirás pretendiendo que nada te toca, encontrarás con quien compartir uno que otro día, quizas lograrás tener una relación "estable"; pero cada vez que cierres la puerta y no tengas que aparentar ese deseo hacia el cuerpo que te acompañe, llorarás silenciosamente, por todas las caricias que nunca diste, que no fuiste capaz de pedir, o aquellas que te quemaron la piel...aquellas que por ser tan efímeras aún te mortifican y que maldices...esa es la vida y el mundo no se acaba hoy...
Despues de todo...tuya es la culpa, tu fuiste la que decidió sumergirse en la piel de aquel que aunque capaz de apagar todos los incendios, no puede apagar el que creaste en tu mente, simplemente porque no te pertenece....Porque ninguna persona tiene dueño!

No hay comentarios: