domingo, 6 de junio de 2010

Sábado en la noche!!!



Es sabado de nuevo..kreo ke tengo ganas de alguna ke otra emoción,
me coloco mi chaketa llena de botoncitos de grupos ke no tienen nada en común entre ellos pero ke me gustan es a mí...También me apliko dos gotas de chanel numero 5 detrás de las orejas el cual solo utilizo en ocasiones MUY especiales...
Tomo el tren rumbo al bar al ke iré...pongo mi mp3 en volumen 25 y me pierdo mirando por la ventana...todo puede pasar, o como dice la cancion de The smiths How soon is now..puede ke nada termine okurriendo...entro al bar donde todos me son desconocidos, las bandas no estan ni malas,me divierto, sola...se acerca el final de la velada y se acerca el individuo ke me observó cuando entré, me pregunta ke de donde soy porke se percata de mi acento, le digo mentiras y se las cree...tenemos una conversación tipika y aburridora...huyo al primer instante en ke voltea su rostro...llego de nuevo a la estación del tren...alguien me observa..y se acerca, no me inspira miedo, es atractivo...huele a alcohol pero no camina como borracho, pienso rapido acerca de su propuesta..no lo conozko, podría ser el típiko sikópata amerikano ke descuartiza niñas desprevenidas ke encuentra en el metro, o un simple muchacho buena gente ke anda igual de aburrido ke yo...podría subirme en el mismo vagón ke él, intentar conocerlo en un trayecto de media hora, seguirlo hasta su apartamento...aceptar la cerveza y el cigarrillo...hacer caso a su juego de conkista de sábado en la noche...estoy en una ciudad inmensa donde nadie me conoce, y no kreo ke un turista ke mañana volará a Cleveland tenga ke recordar mi nombre... no tendría nada ke perder...podría permitir ke se acercara a mi y seguir su juego de besos ke no son de nadie de sábado en la noche, después de todo llevo mucho tiempo sola y sentir al menos el roce de un cuerpo ke no sea el mío puede ser algo saludable...podría dejarme llevar por ese roce de labios y permitir ke lo ke se roce ahora sean nuestros cuerpos hasta ke el impulso me diga si me detengo o no, o simplemente dejar ke mi naturaleza humana hable por mi y desenvuelva todas las emociones ke tengo guardadas para un nadie ke me inspire algo mas ke lo material...podría desabrochar mi vestido con cuidado y a la luz tenue de esa lámpara ke esta junto al ekipo de sonido donde el murmullo de la música logra arrullarme, dejarme seducir por el contacto de una piel blanca, limpia y extranjera ke podría a su vez ayudar a la mía a resarcirse de sus soledades e impulsos reprimidos por una sola vez en la vida...podría dejar ke todo siguiera su curso para abrir los ojos a las 9 de la mañana y percatarme ke un brazo me abraza, un brazo ke me es ajeno en todo el sentido de la palabra pero al ke le pertenecen las caricias ke komo extranjera kise dejar impregnadas en su piel...tendría ke levantarme silenciosamente..abrochar de nuevo mi vestido..ponerme mi chaketa y amarrar mis botas, lavarme la cara, recoger de nuevo mi cabello y salir a caminar para tomar el tren de regreso..irme sin despedirme...sin nombres, sin promesas, sin sentimientos de culpa ni remordimientos, a estas alturas ya los impulsos emocionales solo son eso impulsos...el podría acordarse de mi, o kizás nunka hacerlo, podría mencionar su aventura a sus amigos o dudar de si ocurrio o no..así como yo podría hacer lo mismo...podría dejar ke todo esto okurra..pero mi mente me jode todo el tiempo, me persigue, me duele, me atormenta y me protege, asi ke desisto de akel llamado, tomo mi tren de vuelta, aumento el volumen de mi reproductor y vuelvo a casa sola, luego de una noche de sábado, como dice la canción ...

No hay comentarios: