martes, 18 de noviembre de 2008

un día como estos

Hoy es martes sabias?

Y ayer que era lunes de esos festivos, que más bien parecen un domingo largo y aterrador decidí romper el silencio!! y descubrí que en mi egoísta mundo la gente no se cree más que yo, sino que muchas veces tienen problemas y los callan (al igual que yo) y se sienten solos cuando a nadie les preocupa su vida (o nunca les preguntan acerca de ella)

Ayer fue más bien un domingo…lleno de ausencias y cobijas desparramadas...lleno de levantarse tarde y desayunar a la hora del almuerzo...fue un día lleno de pensamientos sobre el futuro...lleno de horas de reflexión... de libros que se habían quedado atrás y capítulos confusos pero interesantes para analizar... Ayer fue un día lleno maletas vacías que hoy ya están llenas, y de desorden y hojas de papel tiradas al cesto de basura...

Hoy es martes y el silencio no se ha marchado y amenaza con quedarse hasta el momento en que abrace a mi perrita y ella llore de emoción al verme... sino fuera por ella continuaría aquí…Pensando si el porvenir es justo y si de una vez por todas dejo de ser tan infantil frente a la vida...

Hoy es martes y el vidrio resuena cada vez que un fuerte viento lo golpea, y en las noches siento miedo por la aparición de algo inexistente...ahora estoy tranquila pero en el transcurso de hoy a miércoles quizás no... Por eso prefiero pensar en el desayuno de mañana, donde guardaré las ausencias de los días por llegar y los besos que durarán suspendidos en un “hasta pronto”

Los cables ahora disipan la energía, y la necesaria para dar sentido a este momento se dispersan en una y mil tareas por concluir…ahora no importa pues páginas inconclusas de la niñez esperan, mientras al calor de una tasa de café saboreo el dulce martes que me conducirá ala despedida momentánea de la realidad en la que gozo respirar.

Lunes, martes, miércoles…ya que más da. Muchas veces solo son días u horas muertas que solo respiran a través de aquellas páginas olvidadas de un ático de abuela , que al calor de unas manos jóvenes vuelven a sonreír.

1 comentario:

elale 999 dijo...

era cafe de que tipo? instantaneo, americano, expresso, muy cargado, con leche, azucar, crema, negro?


en lograr mantener la alineacion pese a la realidad externa recae la dificultad de ser un santo, peor es cuando se tambalea la realidad interna


filosofar es la hija glamorosa del ocio y las desveladas