miércoles, 16 de agosto de 2017

I fucking miss you and it is not fair.


It’s not fair that I miss you, it is not fair that I miss someone who doesn't give a fuck, and it is not fair that I care if someone gives a fuck about me missing them.

It is not fair that whenever I’m sad I think of you and it is not fair that When I’m sad I try not to think about you but the freaking’ firehouse nearby my office reminds me of you every single week. I try not to be sad but happy, but its boring, people are boring, I think you are boring, but you are the only boring person that I like right now, the only one who can fart in front of me and I don’t feel disgusted, the only one I can think of not having a straighten teeth and still think is beautiful.
 My friends tell me I am nice, and smart and intelligent and independent, and guys ask me out but I compare every one with you, and it’s not fair with them, nor is to you.
This is not about your strong arms or your big dick, it is about how I felt when you were around and how much I hate myself for not being able to find that in someone else  who can care about me.
It is not fair to you that I treat you like this, but I don’t give a fuck, I don’t care because you are pretty far, and you cannot see my face when writing this
It’s not fair that I contain my impulse of going up to Chicago, and it is not fair all the fear that I feel whenever I think about going there and see you again. Because all the things that I want to say turn in silence when you are around and I act like an idiot who cannot control herself.

It is not fair that I do everything that is possible to stay out of your life (you keep me out anyways) but I am always worried about the fact of losing you in a real way, like something can happen to you and how would I know. Reading news about Chicago? Or just writing a silly message to see if you reply and that way I can keep breathing because my Zack is still alive.

Life is unfair, we both know, but still is awesome that I got so vulnerable in front of someone who is not even close to who I thought I would be falling for when younger. I don’t talk with you about books, or music or philosophy (well maybe we do in a kind of way) but not in academic style, which was and it is my style to judge people. It is awesome how fascinated I get when I listen to your words because they sound sophisticated and I love when languages sound that way.
It is awesome that I want to be a better person since I met you, but I still manage not to lose my identity to become what you would like in someone, cause I don’t know you, so I don’t know what you look for in a person,

And I don’t know if it is pathetic or not but whenever I’m making choices I say to myself, yeah, this is right, this is good, and If Zack were close by, he might be saying, Nice Alejandra, although I hate myself for thinking that way too.
We might just end up having sex every 5 years whenever we meet, cause it is fun, or maybe not, I don’t care, I can keep becoming amazing and keep myself young and beautiful, so I can pass by when you are fat and bald, and say, hey…it is so good to see you again.

Cause  I already fucking know how gooooood it is to see you again, and it is not fair, cause I was fine, or at least trying till the day I saw you after I thought It couldn't be possible ever again.

Anyways, I'm just saying all this that I might regret in few minutes cause I got nothing to lose, cause as long as time goes by things get blurrier, but I don’t know when I will die, or when would you. Not being dramatic, just thinking that life cannot be taken for granted   So I need to take the chance and thank you for that morning when the last thing I heard before going to my daily routine was you in my bed wishing me a good day at work.

I hate you, and I love you and I miss you and it is not fair.

I can deal with that (or at least I think I can)

I wrote this 4 years ago. I know is full of sadness, and it has tons of mistakes and  I still  think the end of this story wasn't fair.


viernes, 30 de junio de 2017

Viernes de Rutina

Leer escuchando https://www.youtube.com/watch?v=G3fBhJm1qtQ


Sabes? amo mi rutina, me encanta desechar planes frívolos de sentarme con personas  a hablar de temas triviales que no me interesan o de noticias que desconozco, tampoco puedo hablar de series televisivas  o de la ultima película en cartelera pues lo ultimo que cruza por mi mente es comprar un televisor.

En la rutina que amo, predomina el sonsonete continuo de algún dispositivo reproduciendo música
Música siempre, guitarras eléctricas siempre, baterías siempre, violines siempre.
Rock, folk, punk, jazz...ese es el murmullito que siempre sale de mi cuarto.
Algunos se arrullan con películas, otros acompañan su almuerzo con un devastador noticiero...yo prefiero a Johny Cash diciéndome que le debo al diablo  o a Kurt Cobain preguntándome donde dormí la noche anterior.

En algún momento la rutina si era otra, y el sábado era raro....y me preguntaba una y otra vez, vale esto realmente la pena. Vale mis horas? Quien me las devolverá si las desperdicio? Por eso decidí volver cada noche a mi casa, con la certeza de controlar mis pasos, arrastrando mis huesos en este armatoste corporal que me fue asignado. Sabiendo que aunque no lo parezca hay unas maravillosas pesas de 25 libras que soy capaz de levantar sin problemas, mientras mis audífonos me dicen que la bandera de la libertad no tiene color.

Amo saber que decido que leo, que escucho, que hablo, que callo.

Disfruto mi rutina, la prefiero a ella que a ti que necesitas de gente para validarte como ser humano,
a ti que crees que es necesario que otros conozcan tus éxitos para creértelos,
a ti que necesitas a un hombre diciéndote lo bella que eres porque no ves eso en tu reflejo del espejo,
a ti que disfrutas viendo fracasar a las personas para darte consuelo.

Prefiero mi rutina,
mis grullas de papel en la mesita de noche,
mis libros a medias,
mis historias,
mis paisajes.


Me voy a por mis maravillosas pesas mientars tu te vas a tomar!

sábado, 5 de noviembre de 2016

There is nothing that the road cannot heal.


Viernes en la tarde, por fin finalizo una agobiante semana.
No fue una de esas donde las cosas se salen de control, sino una de esas otras donde te cuestionas...
Es esta mi manera de salvar el mundo?
Traigo celulares por montones, toneladas y toneladas cada semana, para que la gente que los compra sienta que esta haciendo algo con su vida. 
Tener el último celular que la tecnologia ofrece. Wow!
Y mientras siguen pasando los dias yo anhelo el viernes, aunque no tengo nada que celebrar en ningún bar.
Quiero la tranquilidad de mi casa, y el ronroneo y caricias de la gata prestada.
Por fin tiempo para leer, y aprender.
Pueden ser cosas inutiles para mi "campo de accion", pero me sigue pareciendo la forma mas loable de invertir el tiempo.
El sueño me alcanza, duermo sin la satisfacción del deber cumplido.
Amanece, sol, clima perfecto.
Me alisto rápido y salgo a rodar.
Voy tragando kilometros a la misma velocidad que manejo el teclado entre semana.
Siento que avanzo, siento que estoy haciendo algo con mi vida.
Qué si esta es mi manera de salvar al mundo?
No soy quien para hacerlo, me consuelo, suspiro.
Transcurren paisajes que no me detengo a fotografiar, indelebles en mi mente son mi compañía mientras vuelo entre líneas blancas y amarillas.
No estamos salvando al mundo, pero como lo recuerda Conor Oberst en el himno que me ha acompañado durante los dos últimos años... "No hay nada que la carretera no pueda curar"

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Y cómo se vive el punk a los 30?

Y dónde quedaron las infinitas tardes en qué escribíamos, y dónde aquellas en qué leíamos y leíamos blogs, y comentábamos sobre lo que leíamos y compartíamos?

Y cómo olvidé que me encantaba Die Toten Hosen?

Y cómo es que ahora ni Papá ni Umberto Eco están?

Y dónde están mi gato y mis perras?

Y dónde los amigos de vinos y cassettes?

Si aún hierve la sangre cuando escuchamos ciertos temas  para recordarnos quienes somos, disfrazados tras un escritorio...

Fingiendo ser decentes, para poder ahorrar mientras somos libres.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Uno sabe que ha madurado un poco cuando no llora el día del cumpleaños.
O por lo menos eso es lo que quiero creer ya que por fin, luego de 27 celebraciones 'raras' en el día de mi santo, el llegar a los 28 no me produjo la consabida ansiedad y reflexión que concluía en silenciosas lágrimas en medio de las celebraciones.
Ahora siento que tengo más claro que nunca cuales son los defectos que quiero corregir para retomar mi rumbo, o redireccionar mi vida.
Los cambios aún no han sido drásticos, pero mi cuerpo ya me exige que le ponga seriedad al asunto, y deje de dormir más de lo debido para dejar de posponer tantas cosas.
Una de esas cosas es dar fin a este espacio. Un lugar del que me he despedido tantas veces que llego a creer que ninguno de los que lea este humilde post creerá, pero si, he madurado un 'poco', y ese poco me es suficiente para reconocer que ya hemos tenido bastante, ya estamos hartos de esto mi cerebro, mis manos, mis ideas, mis borradores en cuadernos deshojados, mis amigos, mis enemigos, asi que para que prolongar la aburrida despedida.
No es justo hacerse el de la vista gorda a ese bloqueo, a ese sindrome de la página en blanco.
Hoy, a diferencia de las ocasiones anteriores la despedida no esta cargada de rabia, ni melancolía, de posibles arrepentimientos o simples arrebatos que en algún momento me tentaron a ponerle fin.
Ya el mirar que pasan los días sin nada nuevo que contar, o sin una forma por lo menos decente de hacerlo, se ha convertido en un suplicio.
Adios a todos y todas, ya fueron suficientes 4 años de continuos intentos, de uno que otro grito de auxilio que se perdió en el vacio, de quejas, de reclamos, de imagenes, reproches indirectos, historias y anécdotas, ya fueron suficientes las 227 diatribas lanzadas sin anestesia, es hora de seguir...la sombra de este árbol ya no cobija adecuadamente a ninguno de los implicados.
Gracias!

lunes, 9 de abril de 2012

Edad.

Pues si, en dos días se supone que acabaré de darle 28 vueltas completas al sol, o mas bien el planeta en el que estoy parada lo hará contando desde el día en que "ví la luz" (?) Y una vez más siendo trascendental donde no debo casi me vuelvo loca pensando en un día tan simple.
Si, es verdad que ya algunas marcas empiezan a asomarse en el espejo cada mañana, y empiezo a preocuparme cuando me da pereza desmakillarme en las noches luego de trabajar...pero aprendí que lo simple es bello, y ya no necesito colores fluorescentes en mis párpados para sentirme a gusto con mi imagen.
Ha sido dificil admitir mi realidad inmediata, por más veces que he gritado a los cuatro vientos que ya tengo el control de mi vida y la certeza de que rumbo quiero darle a mi existencia.
Lo que si puedo decir es que aunque se me hayan pasado estas cortas vacaciones en frente de la pantalla haciendo absolutamente nada productivo, debería alegrarme por tener un trabajo lo suficientemente laxo para darme el lujo de estar un lunes en mi casa, haciendome cargo de los asuntos de la semana que harán mas faciles mis días...Si, mientras todos madrugan y maldicen los trancones de los lunes en la mañana yo sigo aprovechando el calorcito que me da Pakita al acostarse a mi lado, puedo respirar profundo y aún sikiero seguri con la manía de los improductivo...asi que mejor no me quejo, no sea que despues por la ambicion de tener tres pesos mas, exponga mi cuerpo y mente a esclavizantes horarios o rutinas.
Por ahora seguire disfruntando del tenue brillo del sol a traves de mi ventana, mientras se acerca la mitad del día que se encarga de avisarme que si me muevo un poquito mas rapido, quizas consiga mejores resultados que los que he conseguido hasta hoy.

Regla No 1: Respirar 10 veces antes de decir cualkier cosa (obligatoriamente de ahora en adelante)
Regla No 2: Escribir por lo menos dos veces a la semana (para no perder elejercicio, ke kizas algun dia nos sake de la mediocridad de la tinta)
Regla No 3: Leer un libro por semana. (No se que tipo de literatura quiero abrazar ahora, pero lo decidiré cuanto antes)

A ver si poniendole tareas a mi cabeza deja de pensar tantas estupideces :) sin olvidar que no es bueno para la piel dormirse sin retirar el maquillaje del rostro.


Leer escuchando : Thick as Thieves by Kasabian ♥